DestacadasLocales

Piden que el Tribunal de Etica investigue la conducta de Gebruers

El abogado José Mario Aguerrido solicitó que el Tribunal de Ética y Disciplina del Colegio de Abogados tome intervención para investigar la conducta de Omar Gebruers, que denunció una filtración del fallo que condenó a los docentes de 25 de Mayo por abuso sexual a niños.

El abogado José Mario Aguerrido pidió que el Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa se presente como querellante en la causa que se abrió a partir de las declaraciones del abogado Omar Gebruers, donde denunciaba que obtuvo un borrador de la sentencia por los abusos sexuales a niños de un jardín de infantes de 25 de Mayo antes de la lectura de la misma. Además, Aguerrido pidió la intervención del Tribunal de Ética y Disciplina del Colegio para que analice la conducta de Gebruers, abogado de tres de los cuatro condenados.

“El hecho tiene una gravedad tal que en lo personal es lo más grave que he percibido desde la Justicia como institución, sea por la supuesta anticipación de un fallo antes de la finalización del juicio oral, sea por el robo o lo que sea de una pieza de un despacho de la magistratura para su entrega a una de las partes, sea por el uso que esta parte pretende o ha pretendido hacer con ese fallo (nada se sabe al respecto de cómo Gebruers obtuvo el material que ha indicado obtuvo)”, detalló Aguerrido en la nota que le envió al Colegio de Abogados .

Como se informó la semana pasada, los jueces del Tribunal de Audiencia de Santa Rosa, Gastón Boulenaz, Andrés Olié y Gabriel Tedín, presentaron ante el fiscal general, Guillermo Sancho, una denuncia penal a fin de que se investigue si existió la filtración de un borrador de la sentencia por los abusos sexuales a alumnos de un jardín de infantes de 25 de Mayo. Si eso ocurrió, a través de terceras personas, el material fue obtenido de manera ilegal, aclararon los magistrados.

Los tres jueces, que firmaron la condena de los cuatro docentes, se presentaron en el Ministerio Público Fiscal, a raíz de las declaraciones públicas que formuló Omar Gebruers. El defensor aseguró que obtuvo una copia del fallo antes de la lectura y que estaba redactado desde antes de escuchar los alegatos, en diciembre último.

Pedidos

En la nota enviada al Colegio de Abogados, Aguerrido dijo: “Entiendo que necesariamente este cuerpo (por el Colegio) debe tomar intervención en lo ocurrido, analizando los pasos a seguir, tanto desde el ámbito de su colegiado, como así también en lo relativo a una eventual intervención en el ámbito de la causa penal y en calidad de querellante”.

Argumentó que “nuestro carácter de auxiliares de la administración de justicia determina la necesidad de intervenir en esta cuestión puntual que se ha planteado que, sin dudas, reviste una gravedad de tal naturaleza que impide que este colegio quede al margen de la problemática”.

Por otro lado, el profesional solicitó la intervención del Tribunal de Ética para analizar la conducta de Gebruers. Pidió que “se dispongan las medidas para la debida intervención de este Colegio en los hechos a los que he hecho referencia y tanto en lo relativo a la participación en la causa judicial como en la adopción de medidas en relación al colegiado involucrado (Omar Gebruers) y en la medida que considero su actuación no ha sido la que hubiera correspondido, analizando su accionar solo desde el ámbito de su carácter de auxiliar de la Justicia”.

Para Aguerrido, “la cuestión del ejercicio profesional está en juego y entiendo que todo lo indicado justifica la intervención de la institución en el ámbito indicado, como así también la intervención concreta del órgano disciplinario de la misma. En efecto, desconozco que ha hecho Gebruers, solo hago referencia a sus declaraciones periodísticas (diarios de los días 2 y 3 de febrero del corriente), a lo indicado incluso por los diarios locales, pero entiendo que el Tribunal de Disciplina de la entidad debe tomar intervención para determinar si Gebruers conocía anticipadamente el contenido de la sentencia leída el día 1° de febrero, en su caso, cómo adquirió ese conocimiento y todo dato de interés sobre la cuestión, de manera tal, de determinar con precisión la actuación del colegiado en la delicada cuestión planteada”.

Sumario

Después de la denuncia pública de Gebruers, el Superior Tribunal de Justicia resolvió instruir una información sumaria, en el ámbito administrativo, por el mismo motivo. Entendieron “oportuno y conveniente, ante la gravedad de la situación planteada”, ordenar “la sustanciación de una información sumaria”, que fue delegada en la Secretaría de Servicios Jurisdiccionales.

Gebruers, una vez conocida la sentencia que condenó a los docentes que defendía, habló con los medios y denunció que la sentencia se redactó antes de conocer la defensa de los imputados. “Es un claro prejuzgamiento”, aseguró, y anticipó que pedirá la anulación del juicio. El letrado dijo que no dio a conocer antes la irregularidad para comprobar si la copia efectivamente correspondía al original de la sentencia, entregado a las partes oportunamente.
“Nosotros el fallo lo conocemos desde el 10 de enero, porque el Tribunal ha filtrado el fallo aparentemente por diciembre, al día siguiente de los alegatos. Ha incurrido en una grave violación ya que el Tribunal no puede publicitar su fallo antes del día de la lectura”, manifestó. (El Diario de La Pampa)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: