NacionalesNoticiasSin categorizar

Era violador, se escapó y volvió a atacar: lo detuvieron por el celular de la última víctima

24/02/16 – Con una condena previa de quince años por robos y cuatro ataques sexuales, César Ibarra fue capturado en Rafael Castillo, tras una larga investigación y fue marcado ayer en una rueda de reconocimiento.

 

 

 

César Alberto Ibarra, argentino, de 35 años, fue algo desafiante cuando el personal de la División Delitos contra la Salud de la Policía Federal golpeó su puerta para allanarlo el día 5 de febrero pasado, en la calle Intendente Russo al 2050, localidad de Rafael Castillo.

 

 

 

“¿Por qué hecho me vas a detener?”, lanzó antes de entrar encapuchado a un patrullero. La pregunta no era para nada retórica; Ibarra ya había cumplido una condena de 15 años por “violaciones reiteradas en cuatro oportunidades y diversos robos”, según información policial a la que accedió Infobae. Apenas tenía 20 de edad cuando recibió su veredicto.

 

 

 

El hecho por el cual cayó preso por orden del Juzgado de Instrucción N°28 a cargo del doctor Rodolfo Cresseri, sin embargo, es algo más reciente. Ayer, en una rueda de reconocimiento, su última víctima, acompañada por familiares y contenida por psicólogos, lo identificó positivamente. Lo hizo, aseguran fuentes policiales, sin dudar un instante.

 

 

 

El 8 de junio del año pasado, en la zona de Flores, jurisdicción de la Comisaría N°48, Ibarra fue sospechado como el atacante de esta mujer que lo señaló, a la que habría violado y robado. Un investigador reconoce: “Este hombre recurría a la mentira para sus presuntos ataques. Le decía a sus víctimas que les iba a robar nada más, que se queden tranquilas y las ataba. Una vez atadas, se aprovechaba sexualmente”. Ibarra cometió un error en ese momento: se llevó el celular de su víctima. Y ese celular fue pinchado y rastreado.

 

 

 

La señal se encendió primero en la localidad bonaerense de Garnica. El hecho de Flores, por otra parte, no fue el único; se habla en la causa de otro ataque de características similares. Así, el teléfono fue ubicado: lo tenía un allegado de Ibarra, que fue allanado, lo que fue clave en obtener su identidad y nueva dirección.

 

 

 

 

 

pauta 2020 toay - Era violador, se escapó y volvió a atacar: lo detuvieron por el celular de la última víctima
Tarjeta_Joven-071218

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close