DestacadasNacionales

Verna y la unidad: «En La Pampa aprendimos la lección»

Frente a una verdadera multitud, y tan solo a un año de haber declinado su candidatura a la gobernación por un problema de salud, el gobernador Carlos Verna abrió el acto por el Día de la Lealtad Peronista con un fuerte discurso contra el gobierno de Cambiemos. «Lo malo es que Macri niega la pobreza, niega el hambre, niega que no se llega a fin de mes y ahora nos sigue mintiendo», apuntó el gobernador.
A menos de dos meses de concluir su mandato al frente de la gobernación de La Pampa, Verna fue el anfitrión de un acto que quedará marcado en la historia de la provincia. Allí, junto a la fórmula presidencial del Frente de Todos (FdT), gobernadores, intendentes y dirigentes, celebraron en el predio de la laguna Don Tomás el Día de la Lealtad Peronista.
El gobernador pampeano fue el primero en tomar la palabra e inaugurar un acto que él mismo calificó como una «verdadera fiesta peronista».
«El primer agradecimiento es para nuestros candidatos del FdT, a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Les queremos agradecer que nos acompañen y la verdad es que se los quiero agradecer en nombre de los miles de peronistas que han hecho que esta provincia siempre haya sido gobernada por un justicialista», celebró Verna.
Acto seguido, recordó lo que sucedió el 17 de octubre de 1945, «ese día que cambió la historia de nuestro país» cuando «el peronismo irrumpió» en la escena nacional gracias a la «fuerza de los trabajadores» que «trajeron a Perón de la isla Martín García y lo llevaron a hablar al balcón de la Casa Rosada. Y un año después esos mismos trabajadores hicieron a Perón presidente de la Nación».
«Ahí comenzó un país con crecimiento económico, con justicia social, con fábricas que abrían y gente que trabajaba. Con los hijos de los trabajadores que iban a las universidades, cosas que ahora dicen que no se puede. Los trabajadores recuperaron derechos, las mujeres tuvieron el voto», precisó Verna, quien cuestionó: «Yo me pregunto, ¿cómo pasamos de ese país de crecimiento, feliz, a este país neoliberal donde hay un gobierno de pocos para pocos, a un país atendido por sus propios dueños?»

Responsabilidades.
En ese sentido, el gobernador aceptó que parte de la dirigencia justicialista tuvo que ver en el arribo de Macri a la Casa Rosada. Aunque dejó en claro que fue el presidente quien sumió al país a la crisis que atraviesa hoy, Verna precisó que «nosotros tenemos que reconocer que hemos tenido responsabilidades… hay que pelearse menos, hay que trabajar juntos e ir todos juntos».
«La gente a poco de ganar (Cambiemos) comenzó a pedirnos a los dirigentes que ‘nos dejemos de joder, de pelear, que vayamos juntos’. Y en La Pampa aprendimos la lección, en el 2015 tuvimos una elección interna en el peronismo y fue a muerte, pero en el 2017 vimos que venían por nosotros y nos juntamos todos los peronistas. En el 2019 nos juntamos todos los militantes del campo popular y nacional porque veíamos como se nos venían. Teníamos una consigna, ganarle a Macri y le ganamos», repasó.
«Pero claro, a nivel nacional era más difícil, había mucha gente cerca del calor oficial. Les quiero pedir disculpas a algunos de mis compañeros gobernadores porque saliendo de una reunión del CFI dije que había peronistas que estaban más cerca de Macri que de Perón, pero en algún caso no me equivoqué», cuestionó el gobernador.
«Pero la gente nos empujó, nos empezamos a juntar, a conversar, y la pelea de los que íbamos siempre a Buenos Aires era la misma: el límite es … Algunos decían a Massa, no les decía yo, es Macri. Otros decían que era Cristina, y yo les decía que no, que no era Cristina y miren que tuve flores de quilombos con ella. Y espero que cuentes que nunca te mandé a lavar los platos», redondeó ante la risa y la sorpresa no solo de los dirigentes presentes sino del público y la prensa.

Encolumnados.
A pesar de que las discusiones continuaron, hasta el último día del cierre de las listas de candidatos, Verna reconoció que una mañana un «tuit resolvió todo» y que fue ese mensaje en la red social de Twitter el primer paso a la unidad del peronismo. «Ese día se proclamó la formula Alberto Fernández-Cristina Fernández. Y ahí se consolidó un proyecto, un modelo, ahí apareció una perspectiva de futuro. Fuimos todos juntos porque queremos una Argentina para todos, donde se pueda comer, y en ese proyecto avanzamos», enfatizó.
«Ese proyecto tuvo el aval el 11 de agosto, pero ahora Macri dice que el 11 no votamos. Quédese tranquilo señor presidente, que el 27 hay elecciones y vamos a volver a repetir el resultado. Lo malo es que Macri niega la pobreza, niega el hambre, niega que no se llega a fin de mes y ahora nos sigue mintiendo», criticó Verna, haciendo referencia a la falta de tacto que tiene el presidente con la realidad económica y social de la Argentina.
Ya en el tramo final de su discurso, Verna apeló a toda la sociedad a que «le diga unas cosas a Macri, la primera es que Alberto no va a bajar el dedito, la segunda que el 11 de agosto no nos fuimos a dormir, y la tercera es que el 27 a la noche vamos a estar festejando».
Ante la arenga del público, y concluyendo en su alocución, el gobernador pidió por diez días más de militancia, donde hay que ir «todos juntos» ya que «si hay que tragarse un sapo, hay que tragárselo».

Tarjeta_Joven-071218
pauta 2020 toay - Verna y la unidad: «En La Pampa aprendimos la lección»
Tarjeta_Joven-071218

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close