DestacadasNacionales

Detectan varios desvíos de agua en el río Atuel

En la zona de General Alvear, antes del dique El Nihuil. La gravedad del caso puso en la mira a los funcionarios de la Departamento General de Irrigación de esa provincia y a los inspectores.

En plena crisis por la escacez de agua en Mendoza y las movilizaciones ambientalistas, un escándalo sacude a la Departamento General de Irrigación: los productores detectaron un desvío de las aguas del río Atuel antes de llegar al dique El Nihuil.

Algunos de los canales los define la crónica como “mini ríos”.

Tarjeta_Joven-071218

“Inspectores y productores de la cuenca del Río Atuel de General Alvear y Bowen encontraron lo que Irrigación no quiso ver: el robo de agua en diferentes sectores antes de llegar al dique El Nihuil”, señala la crónica de diario UnoAlvear.

Por el malestar desatado entre los agricultores se convocó a una reunión urgente para este martes a las 20.30 en el Predio Ferial de General Alvear donde se analizarán las inmediatas medidas que se tomarán contra los que no actuaron y no cumplieron con sus deberes de funcionario público.

“Alarma la gran cantidad de desvíos del cauce natural para, literalmente, robar el agua. Una prueba mas de la falta de controles que decían podían tener para el fracking o para la megaminería que pretendían instalar bajando la ley 7722”, agrega.

“Resulta inadmisible que nadie observara nada. Que nadie informara nada. Que nadie cortara el robo del agua que gozan algunos que no pagan un peso y la usan las 24 horas, todo el año. La zona inspeccionada va desde La Junta hasta El Sosneado, en el límite entre San Rafael y Malargüe”, señala el diario.

“Hay responsables que tendrán que dar la cara y, algunos, hasta renunciar. Eso le pedirán en las próximas horas. Es que el enojo va creciendo. Son funcionarios que ganan cerca (o mas, en algunos casos) de 200.000 pesos. Y encima tienen la caradurez de tratar de «irresponsables» a los agricultores que «no cuidan el agua al regar a manto» cuando en realidad no pueden acceder a la tecnología”, dice UnoAlvear revelando el debate existente.

“Dejaban pasar miles de litros por segundo mientras se secan Las Salinas, El Nihuil y Valle Grande y los peces mueren por la falta de agua”, afirmó.

“Los «sabuesos investigadores» en que se han transformado los agricultores permite descubrir la ineptitud de funcionarios del Departamento General de Irrigación con Sergio Marinelli encabezando la lista; de la Subdelegación de Aguas del Atuel con Mario Barbieri;, el Consejero de Cuenca del Río Atuel, Gustavo Villegas; el director de Gestión Hídrica, Rubén Villodas, entre otros… y el Observatorio del Agua, recientemente creado, en la temporada 2019”, afirma la crónica del diario mendocino.

La gravedad es tal que «la gente del agro de Bowen y Alvear», con dinero de su bolsillo, contrató un avión para sobrevolar la zona y utilizaron sus propias camionetas para hacer lo que no hace Irrigación controlar.

“Si los «jerarcas del agua» no detectan diversos desvíos clandestinos, by pass para no registrar el agua por la telemetría ni mini ríos de más de tres metros de ancho (abiertos desde la cuenca principal del Atuel) que podemos esperar de los controles sobre el agua utilizada para el fracking o lo que decían que iban a hacer en la megaminería que soñaban”, afirma el diario UnoAlvear.

Además el diario revela que “cuando se les avisó a las autoridades que «al día siguiente iban a ir ha realizar las actas correspondientes», como por arte de magia, se movieron desde Irrigación para enviar máquinas y tapar los desvíos clandestinos”.
“Esto mancha hasta la gestión del gobernador Rodolfo Suárez quien, embargado por la molestia y el fracaso tras la pueblada en defensa de la 7722, vociferó que los agricultores «riegan como los huarpes…» tratando de indios a los esforzados trabajadores”, agrega

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close