DestacadasProvinciales

Amenaza de bomba: definen la situación de imputabilidad

7 / 100

“Fui yo papá… te lo estaba por decir”. Esa fue la frase del joven acusado, delante de la policía, a su progenitor ante la incredulidad del procedimiento policial. “No falta una segundo escalón de la investigación”, dijo una fuente.

“Ya está papá, ya está. Fui yo papá… te lo estaba por decir”. Con esa frase, y la mano apoyada desde atrás en el hombro, el joven acusado de la amenaza de bomba en Casa de Gobierno le puso fin al intercambio verbal entre la policía y su progenitor, que se mostraba incrédulo ante el operativo realizado el sábado por personal de la Brigada de Investigación en el domicilio ubicado sobre la calle Mendoza 917 de esta ciudad.

“El padre no podía creer lo que estaba pasando…es una familia sin antecedentes de ningún tipo. Nada, de nada. Por eso creemos que nos falta un segundo escalón de la investigación”, confió ayer a El Diario una fuente ligada al caso.

Hasta ahora, el joven detenido se hizo cargo de todo. Y la policía, a través de las cámaras del CECOM y de otras privadas, logró reconstruir la salida desde su domicilio hasta Casa de Gobierno. Además, secuestró las prendas que vestía el momento del hecho.

“Lo tenemos saliendo de su vivienda con la caja y entrando el Centro Cívico… en el camino no pasó por ningún lado, fue directo”, destacó la misma fuente.

Durante la jornada de hoy, el joven de 19 años será sometido a una pericia para determinar su “capacidad de entendimiento” y saber si “es imputable o no”.

“Por lo que ya sabíamos de su entorno, tiene una especie Asperger (trastorno del espectro autista que suele ser menos grave)… por eso en el procedimiento tratamos de ser cautos y no se usó el Grupo Especial ni nada de eso como suele ocurrir en otros casos”, resaltó la misma fuente.

El muchacho aún no explicó por qué usó el nombre “Los Amigos de Mónica”. Ese detalle hace sospechar a los investigadores que quizás esté ocultando a alguien más.

Allanamiento

Luego del allanamiento realizado el sábado por la Brigada, la fiscala Iara Silvestre dijo a este diario: “se identificó a la persona que llevó la caja a Casa de Gobierno. No está detenida, no se dispuso nada, vamos a profundizar las pericias, secuestramos computadoras, teléfonos, y elementos informáticos. Y otros elementos de interés para la investigación”.

“Resta determinar si actuó solo o hay otras personas detrás de esto”, añadió. “Continúa la investigación y el que dejó la caja está identificado, aunque por el momento se lo notificó en libertad a disposición del juzgado en esta causa, debiendo residir en ese domicilio y no pudiendo ausentarse sin notificar al juzgado”, completó la funcionaria judicial.

Además, precisó que no está relacionado a ninguna organización política, de acuerdo a los datos que manejan hasta ahora. El año pasado había estudiado historia en la UNLPam y actualmente lo hacía con márketing.

Sobre la forma en que llegaron al joven, Silvestre contó que “fue un trabajo muy paciente, trabajaron sobre las cámaras tanto del CECOM como de comercios y domicilios particulares, reconstruyendo el recorrido de las calles por las que circuló la persona luego de dejar la casa, llegando hasta su domicilio. Después lo que hicieron fue una reconstrucción inversa, buscando en las horas previas, donde se lo ve saliendo de la casa con la caja en la mano y recorriendo las calles hasta Casa de Gobierno”.

La amenaza

Cabe recordar que el pasado 31 de mayo, al mediodía, apareció en Casa de Gobierno una caja con una amenaza: “esto tiene una bomba como la de Bahía Blanca”. El edificio fue evacuado por prevención. El autor quedó filmado: entró con la cara tapada con un barbijo y una bufanda.

La Casa de Gobierno fue evacuada por esa falsa amenaza de bomba: Finalmente, personal de Bomberos hizo detonar el paquete y estaba vacío.

La referencia es al artefacto que estalló en los días previos en un local de La Cámpora de esa ciudad, provocando solo importantes daños materiales, donde además dejaron panfletos con mensajes relacionados a discursos de odio.

“Cuidado! Corre que todo vuela en 5′”, avisaba también el mensaje dejado en el edificio de la gobernación pampeana. La persona que lo dejó quedó filmada: ingresó por la única entrada que está habilitada, por la Seccional Cuarta, y dejó la caja en un pasillo a tres metros de la puerta.

Como la mayoría del personal está dispensado haciendo trabajo a distancia, eran pocos los que estaban dentro del edificio y rápidamente salieron afuera junto a los funcionarios.

Un grupo que se denomina “Los amigos de Mónica” se adjudicó la amenaza de bomba ocurrida este lunes al mediodía en Casa de Gobierno.

La Brigada de Investigaciones de Santa Rosa recibió una denuncia y la investigación está a cargo de la fiscala federal Iara Silvestre, dado de que el delito que se investiga es el de “intimidación pública”.

El grupo anónimo, a través de un perfil falso en la red social Instagram, se comunicó con un conductor de radio local. Y le hizo saber que ellos habían colocado la caja con una supuesta bomba, que finalmente no tenía.

“Huy, que pasó ‘cumpa’, parece que era una broma. Solamente los estaba probando, pero las próximas irán en serio. Para no andar sufriendo tanto pueden rendirse ahora y dejar la ciudad y la provincia”, dice el mensaje por privado que enviaron “Los amigos de Mónica” a Gastón Lang, que conduce el programa El Operador, y que suele ser una especie de propagador de las voces opuestas el gobierno de turno y -en muchos casos- vinculadas a la oposición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: