DestacadasNacionales

Apareció Nala, la perra neuquina que se perdió en La Pampa

11 / 100

Tras una semana de búsqueda desesperada, Marina pudo reencontrarse con su mascota luego de que esta se perdiera durante un traslado desde Córdoba a Neuquén. Nala se había perdido en Santa Rosa, La Pampa, el pasado 9 de enero. Y este domingo, volvió a los brazos de sus dueños luego de una intensa campaña por redes sociales.

Durante estos días de búsqueda recibieron llamados de gente que la había visto, lo que encendió las esperanzas de encontrarla con vida. Los vecinos de la capital pampeana están colaborando mucho con “las publicaciones en sus redes sociales. Sinceramente lo agradezco mucho, la difusión es clave en estos momentos y más para Nala que debe estar muy asustada”, comentó por aquel entonces.

Gracias a estos llamados fueron achicando la zona de rastrillaje a dos barrios de la capital pampeana, hasta que, finalmente, este domingo se dieron con la gran noticia. Cerca de las 10 de la mañana, observaron la mascota en un predio del barrio Sur y allí los contactaron, y se dio el reencuentro en medio de una algarabía general de propios y extraños.

Nala se encontraba asustada a tal punto que huyó cuando la quisieron agarrar. Así fue que la persiguieron hasta que finalmente quedó atrapada en el patio trasero de una casa donde no tuvo escapatoria.

“Fue impresionante el respaldo y apoyo en toda la búsqueda, muchas gracias”, dijo Marina.

Cómo empezó la historia

Todo empezó con la pandemia, que obligó a la joven a separarse de su novio y de Nala para regresar a Neuquén. “Yo estudio en Córdoba con mi novio y él es de la localidad pampeana de Trenel. Cuando terminó el año, me vine a Plaza Huincul donde nací y donde vive mi familia. Y él se quedó con la perra”, había contado días atrás.

Nadie esperaba que la pandemia se extendiera durante tanto tiempo, por lo que la ansiedad de reencontrarse con su perra la hizo averiguar por un traslado seguro de canes. Así fue que contrataron un servicio de transporte que llevaría a Nala desde La Pampa a Plaza Huincul.

Pero nada fue como se esperaba, ya que Nala se escapó de aquella trafic ni bien comenzado el viaje. “En la primera parada en una YPF, a eso de las 4 de la mañana, nos llama el chofer diciendo que había salido disparada y no la podía encontrar”, reconoció enfática la joven.

Allí empezó la travesía de buscar a la perra a 640 km de distancia. Con la ayuda de amigos, vecinos y redes sociales, Marina Bolinaga se trasladó hacia La Pampa, donde empezó la búsqueda junto a su novio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: