DestacadasNacionales

Aumentaron el canon que pagan las petroleras por servidumbre

5 / 100

Tras un pedido de la asociación que nuclea a los superficiarios en febrero, el gobierno autorizó un aumento para el canon que pagan las petroleras por servidumbre en todas las cuencas productoras del país. Tendrá retroactivo a marzo de este año.

La servidumbre es el pago a superficiarios (dueños del terreno) que hacen las compañías en carácter de indemnización por la afectación concreta que se hace en superficie, por el derecho de uso y por la imposibilidad de realizar otras actividades ante el impacto de las operaciones.

A través de las resoluciones conjuntas 1 y 2/2021, de la secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca y la secretaría de Energía, el gobierno nacional respondió al pedido de la Asociación Argentina de Propietarios y Superficiarios Afectados por la Explotación Hidrocarburífera, Minera y Eléctrica (AASEP). Como siempre sucede, para la Cuenca Neuquina y Cuyana se pactaron porcentajes de aumentos diferentes respecto a la Cuenca Austral y del Gofo San Jorge.

En primer lugar, según se publicó en el Boletín Oficial, se acordó que las indemnizaciones en concepto de servidumbres y daños y perjuicios inherentes a las actividades hidrocarburíferas en Tierras de Secano se incrementaron un 64,44% para la zona A; otro 34,21% para la zona B; un 284,07% para la zona C; y por último un 285,01% para la zona D.

Estas subas son exclusivas para las provincias de Neuquén, Río Negro, Mendoza, La Pampa, San Juan y San Luis.

Además, también aumentaron las indemnizaciones en concepto de gastos de control y vigilancia -para las mismas provincias- en un 172,9% para la zona A; un 176,7% para la zona B; otro 162,6% para la zona C; y un 157,6% para la zona D. También se especificó que para las Tierras Bajo Riego hubo un aumento de 172,9%.

Cuenca Austral y del Golfo San Jorge

En paralelo, para las provincias de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur se autorizaron aumentos, en concepto de daños y perjuicios, de un 64,44% para la zona A; y un 34,21% para las zonas B y C, respectivamente.

A su vez, los pagos en concepto de control y vigilancia se incrementaron un 171,4% para la zona A; un 170,7% para la zona B; y otro 170% para la zona C.

Con estos nuevos valores las petroleras deberán compensar la diferencia de los pagos a partir de marzo de este año y respetar los nuevos valores de aquí en adelante.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba