DestacadasProvinciales

Dos pampeanos recibieron órganos de la ablación múltiple

2 / 100

«Los riñones fueron a dos pacientes de 40 años pampeanos que tenían su equipo de trasplante en Buenos Aires», afirmó el médico intensivista y coordinador jurisdiccional de Cucai La Pampa, Javier Tevez, en declaraciones a Radio Noticias.
Esto se debe a que los pacientes que residen en la provincia tienen prioridad. «La importancia de la donación de órganos en La Pampa es que los beneficiados van a ser los pampeanos. Entonces, siempre de acuerdo a la compatibilidad genética, los primeros beneficiados son los pampeanos», afirmó Tevez.
El corazón extraído fue a una persona de 60 años y el hígado se le trasplantó a un niño de 6 años. Los pulmones también fueron trasplantados en el Hospital Italiano Mendoza, según confirmó el médico a LA ARENA. Las córneas, que también fueron extirpadas, aún no fueron trasplantadas y se conservan en un banco de órganos.
La ablación múltiple de órganos se hizo el martes pasado por equipos médicos de distintos hospitales, en este caso el Instituto Cardiológico de Buenos Aires (ICBA), el hospital Garrahan, y el Italiano de Mendoza. La coordinación con equipos de diferentes hospitales se vio aún más complicada por las restricciones sanitarias nacionales. «Ya es difícil tener un donante multiorgánico y coordinar diferentes equipos, y es mucho más difícil en este contexto de pandemia», dijo el médico.
Aclaró, además, que cuando se abren las listas y aparece un potencial donante, no todos los equipos que se anotan pueden viajar. «Ellos quieren siempre el mejor órgano posible para su paciente, por eso no todos vienen. A veces ocurre que se hace todo el trabajo de mantener los órganos y los equipos de ablación no vienen», expresó Tevez, y destacó que «lograr que vengan equipos de Garrahan, del ICBA, del hospital Italiano de Mendoza, es importantísimo».

Otros tres operativos.
Durante el año pasado hubo en La Pampa otros tres operativos de donación de órganos, en octubre, noviembre y diciembre. Tevez mencionó que en todos los casos, incluso en la ablación reciente, las muestras de sangre para mapeo genético se transportaron por tierra. Afirmó que «la toma de muestras para llevar a Buenos Aires -al laboratorio de la Fundación Favaloro- se hizo a través de un chofer que tuvo que viajar en un vehículo, porque no había vuelos. El mapeo tarda alrededor de tres o cuatro horas. El chofer llevó las muestras, esperó los resultados y volvió».
Esta donación múltiple de órganos fue la primera en La Pampa en más de un año. El donante fue un joven de 29 años, que falleció el lunes 7, un día después de sufrir un siniestro vial. Desde la confirmación de su muerte se iniciaron las gestiones para poder realizar la ablación, las cuales concluyeron en la madrugada del miércoles cuando llegaron 4 aviones con los equipos médicos para extraer y trasladar los órganos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba