DestacadasNacionales

Droga incautada en Mendoza tenía supuesto destino Catriel y 25 de Mayo

Tres kilos de cocaína fueron hallados el miércoles durante un procedimiento antidroga en Guaymallén. La sustancia se encontraba oculta en el interior de la batería de un auto que iba a ser trasladado al sur del país por una supuesta venta. El propietario del rodado y otros dos sujetos fueron detenidos, por lo que quedaron a disposición de la Justicia federal.

El operativo estuvo a cargo de personal de la División Robos y Hurtos, de Investigaciones, quienes obtuvieron el dato mediante una fuente anónima sobre un vehículo que guardaba droga en su interior, en calles Félix Suárez y Manuel A. Sáez.

La información agregaba que se trataba de un Chevrolet Aveo gris y hasta aportaba el número de patente. Ante eso, los pesquisas se dirigieron hasta el lugar para constatar que el auto se encontrara allí.

Tarjeta_Joven-071218

Una vez en el punto indicado, los policías observaron al vehículo con las características descriptas en el interior del semi de un camión Volkswagen blanco.

Ante eso, los detectives se presentaron frente a tres sujetos que estaban a unos cinco metros, a bordo de un Peugeot 207 gris. Al ser consultados por el Chevrolet, uno de los hombres, de 48 años, aseguró ser el propietario.

El mismo relató que el automóvil estaba sobre el camión porque lo iban a trasladar a la ciudad de Catriel, en Río Negro, donde iba a ser vendido.

 

Por su parte, también se entrevistó al chofer del camión, de 22 años, oriundo de San Rafael, quien contó que su jefe lo mandó a viajar hacia la Ciudad de Mendoza para retirar el vehículo y trasladarlo hasta Río Negro, corroborando la versión aportada previamente.

Asimismo, explicó que el Chevrolet fue subido al semi por varios sujetos que se encontraban en un taller mecánico de la zona. Agregó que el auto tenía la parte delantera y trasera dañada por un choque, razón por la que ni el baúl ni el capot podían abrirse.

Seguidamente, frente a un testigo se realizó una requisa en el interior del automóvil, pero no se encontró ningún tipo de sustancia. Pese a eso, los detectives notaron el nerviosismo que mostraron los sujetos del Peugeot 207.

Por ello se solicitó la presencia de canes de la Policía Contra el Narcotráfico. El perro Apolo estuvo a cargo de la labor y marcó en la zona del capot.

De esa situación se puso en conocimiento a la Justicia federal, por lo que la jueza Ivana Aramendi dispuso la apertura de ese espacio del rodado. Una vez abierto, los sabuesos observaron que la batería tenía reparaciones en los bordes y la extrajeron.

Acto seguido, se abrió por la parte superior y se halló en el interior trozos de cerámica y cartón. Al retirarlos, los policías encontraron tres ladrillos de cocaína, los cuales tenía un peso de 1 kilogramo cada uno.

Frente al hallazgo, los tres sospechosos fueron detenidos por orden de la magistrada y se incautaron ambos automóviles. En la requisa a los hombres, también se halló una importante cantidad de dinero.

 

Fuente: “El Sol”

 

Tarjeta_Joven-071218

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: