NacionalesNoticiasSin categorizar

El ambicioso plan de Macri: inflación de un dígito, superávit fiscal y pobreza cero

01/12/15 – Este fin de semana se sucedieron varias reuniones del Gabiente Económico (GE) de Cambiemos, que seguirá trabajando todos los días para poner a punto los principales detalles de lo que se comienza a llamar el Plan Económico Social Cuatrienal (PEC) que lanzará el gobierno de Mauricio Macri a partir del 10 de diciembre.

 

 

 

 

“Todo lo que sale por los medios publicado es solo imaginación de los periodistas y no estamos hablando con nadie para preservar todo lo que vamos anunciar después del 10 de diciembre”, aseguró a Infobae una fuente del más alto nivel del flamante Gabinete de Cambiemos.

 

 

 

 

El blanqueo de capitales no está en la agenda de discusión: al parecer el próximo titular de la AFIP, Alberto Abad, no está a favor de una medida de esas características. Sí lasalida del cepo cambiario, un aumento en el mínimo no imponbile del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores, la normalización del BCRA, la regularización del INDEC, las subas de tarifas de electricidad y una pronta negociación con los holdouts son losaspectos fundamentales que considera este plan.

 

 

 

 

 

Para su diseño, los integrantes del Gabinete Económico se reúnen todos los días en la sede del gobierno porteño en la calle Uspallata, en Parque Patricos. Estas reuniones son presididas por Mauricio Macri junto a Marcos Peña y asisten los futuros ministrosAlfonso Prat Gay, Francisco Cabrera, Rogelio Frigerio, Guillermo Dietrich, Ricardo Buryaile, junto a los coordinadores Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.

 

 

 

 

 

Por otro lado, en la sede de la Fundación Pensar de la calle Belgrano, hay reuniones, pero están reservadas al ámbito empresarial. Son monitoreadas por Lopetegui y Quintana, quienes están a cargo del proyecto de la Agencia de Inversiones que funcionará para atraer unos 50. 000 millones de dólares (unos USD 10.000 por año hasta el 2019) para las áreas de hidrocarburos, energía eléctrica y eólica.

 

 

 

 

 

De acuerdo a lo que pudo saber Infobae, es probable que Macri anuncie un plan económico social con metas cuatrianuales. En el caso de la inflación, una reducción a un dígito en el último año de su mandato, partiendo del 25% de este 2015. En lo que respecta al actual déficit fiscal, que llega a un 8% del PBI, se proyecta gradualmente reducirlo a cero en el 2019, eliminar definitivamente las retenciones a la soja en el último año de su mandato y no en siete años, como se había dispuesto inicialmente.

 

 

 

 

 

En lo que hace a las tarifas de energía eléctrica, se proyecta elevarlas en hasta un 150% en el primer año y que las mismas sean mensuales en lugar de bimestrales, para repartir la carga del aumento, además de eliminar los subsidios a más del 70% de los consumidores que los reciben. También en el detalle de los lineamientos figura el Plan Pobreza Cero para que todos los habitantes de la Argentina tengan acceso a la canasta básica de bienes y servicios para 2019.

 

 

 

 

 

Cómo será la venta de dólares

 

 

 

En todas las reuniones el factor común es la salida del cepo cambiario y el futuro valor del dólar. Todavía no hay consenso acerca de cómo se sale y la tasa de cambio de equilibrio, que están relacionadas con los niveles de inflación. La certeza es que no habrá más un dolar ilegal. “El dólar será legal y podrá ser comprado en bancos y casas de cambio, con intervención del BCRA, tanto en el mercado oficial como en el mercado paralelo. Pero en principio habrá que presentar el DNI y la clave fiscal para comprar dólares; habrá un cupo mensual y no habrá que pedir la autorización a la AFIP”, manifestó la fuente a Infobae.

La mayoría de los integrantes del Gabinete Económico está a favor de liberar poco a poco el mercado cambiario y, luego de encontrar un valor de equilibiro, liberarlo definitivamente. En primer lugar habría tres tipos de dólar: uno oficial –al que habría que llevarlo a 11 pesos de entrada para las operaciones de comercio exterior–, un dólar de 14 pesos para las operaciones financieras de mercados de futuros, y otro dólar libre, con un valor muy cercano al actual “blue”.

 

 

 

 

Con respecto a las operaciones de dólar futuro –por las que el BCRA podría perder unos 80.000 millones de pesos si el valor del peso se devalúa un 40% antes de marzo del 2016–, el equipo económico piensa imponer una tasa del 35% en concepto de Ganancias para que la pérdida no sea tan alta en caso de una brusca devaluación.

 

 

 

 

Para reducir la inflación el Gabinete de Cambiemos piensa primero remover a los 10 directores del BCRA, luego enviar al Congreso un proyecto de ley para modificar laCarta Orgánica de la institución y en tercer término aplicar un esquema de metas de inflación, como el que aplicó Alfonso Prat Gay cuando llegó a presidir el BCRA en los tiempos de Eduardo Duhalde, en el 2002.

“El problema no es solo Vanoli sino también el resto de los nueve directores del BCRA que también se deben ir y el objetivo será preservar el valor de la moneda”, manifesto la fuente a Infobae. Hay que aclarar que siete de los directores nombrados responden aAxel Kicillof y tienen mandato hasta el 2021, uno a Alejandro Vanoli y el restante es el radical Miguel Angel Pesce, con mandato vencido.

Para el BCRA ya estan confirmados los economistas Federico Sturzenegger como presidente y Lucas Llach como vice, y se mendiconan como directores Francisco Gismondi, Luciano Laspina y Mariano Flores Vidal, este último un economista cercano a Sturzenegger que podría ser el Gerente General del BCRA.

Tanto Prat Gay como Sturzenegger consideran que no hay un excedente de pesos en la economía como algunos analistas privados calculan, en torno a los 200.000 millones. Por lo tanto creen que el cepo se puede abrir rápidamente cuando el valor del dólar único se estabilice en un rango de equilibrio, cercano a los 14 pesos. Eso se podrá hacer en la medida que se recompongan las reservas del BCRA, que según los cálculos de Cambiemos llegan hoy a unos USD 7.000 millones netos, pero habrá que ver si son reales cuando accedan al detalle de los balances del Central.

El descrédito de las estadísticas oficiales es otro de los temas de la agenda del Gabinete Económico que pretende profesionalizar el INDEC con una figura de prestigio. Se habla de dos economistas experimentados que ya tuvieron cargos en gobiernos anteriores, como Felix Peña y Juan Llach.

En el caso de los holdouts, para entablar las negociaciones se piensa en un economista que acompañe la gestión de la futura canciller Susana Malcorra. Todavía falta la respuesta del ex presidente del BCRA Martin Redrado para ocupar la embajada de Washington. Él estará a cargo de las negociaciones, junto a Prat Gay y el futuro secretario de Finanzas Luis Caputo, un financista que trabajó en los canjes de deuda pública de 2005 y 2010.

Pero la carta secreta de Macri es la concreción de inversiones en infraestructura por unos 100.000 millones de dólares en los próximos 4 años con financiamiento del Banco Mundial (BM) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Corporación Andina de Fomento.

Parte de este plan serán grandes obras de infraestructura en conjunto entre la provincia de Buenos Aires y el gobierno nacional y para ese trabajo, el nuevo Presidente confía en el economista Edgardo Cenzón, el actual ministro de Espacio Público del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. También será fundamental el armado de una Agencia de Inversiones Nacional con la que se buscará reflotar la idea de la agencia que los Kirchner dinamitaron en el 2009. Para esta función se piensa en la economista radical Beatriz Nofal, que fue quien comandó esa dependencia hasta que fue disuelta.

 

Tarjeta_Joven-071218

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: