DestacadasProvinciales

El Concejo de Santa Isabel imputa a la intendenta

5 / 100

La ofensiva contra Marta Paturlanne encontró eco en el cuerpo legislativo. Ahora se convocará a otra sesión para que la jefa comunal se “defienda” de las acusaciones que le hacen la oposición y dos ediles del peronismo.

El Concejo Deliberante de Santa Isabel votó para imputar a la intendenta de la localidad, Marta Paturlanne, por diversas razones. Así avanzó la ofensiva sostenida por la oposición y parte del propio peronismo, en la figura del viceintendente Guillermo Farana.

El martes a la noche, en la sesión, hubo 4 votos a favor de imputar a la jefa comunal y dos en contra.

Votaron por sentar en el banquillo a la jefa comunal su vice Guillermo Farana, el también peronista Cristian Echegaray y las referencias de Cambiemos, Viviana García y Bernardo Ocejo.

El paso previsto a continuación es que Paturlanne se presente en el Concejo para hacer su descargo y “defenderse” de las acusaciones. Luego de ese trámite el mismo cuerpo legislativo decide si la sanciona o no. Se necesitan dos tercios para aplicarle una sanción o destituirla, por lo que el voto de Echegaray -que fue parte del núcleo político de la intendenta- fue fundamental en esta reunión legislativa y lo será en la futura sesión.

La pelea política lleva varios meses convulsionando políticamente a Santa Isabel. Paturlanne es acusada de que no presentó balances en tiempo y forma y por algunas otras decisiones económicas (como compras directas) o políticas (la incorporación de profesionales a la planta, la no promulgación de algunas ordenanzas).

En el medio se mezclan los intereses de una interna que amenaza en algún punto con provincializarse: Santa Isabel quedó en el foco. Días atrás diputados provinciales no alineados con el vernismo respaldaron a la jefa comunal. Paturlanne llegó al cargo tras vencer en una interna a José Luis Rodríguez, uno de los intendentes preferidos de Carlos Verna. El batacazo fue también un cimbronazo para el peronismo y Paturlanne puso en evidencia algunos aspectos de la “pesada herencia” que recibió.

Esa pelea se hizo cada vez más fuerte. La tensión y el conflicto explotaron cuando la intendenta denunció a su vice, Farana, por violencia de género. La causa judicial se archivó pero los resentimientos políticos permanecen. Farana busca quedarse con el cargo, aunque dice que lo intenta en pos de la “transparencia” y el bien de su comunidad.

Hasta ahora la Provincia miró el conflicto desde afuera, bajo el argumento de que no quiere vulnerar la autonomía municipal. El gobernador Sergio Ziliotto recibió una nota de sectores internos del peronismo que pidieron que cese “la violencia política” contra la intendenta.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: