DestacadasProvinciales

El río Colorado, con un año hidrológico “seco”

5 / 100

El caudal sigue afectado por la crisis hídrica que se profundiza porque no se han registrado nevadas. Peligra la campaña de riego con los actuales niveles. “Los indicadores son preocupantes”, dijo Fernando Andrés, de COIRCO.

La gerencia Técnica del Comité de Cuenca del Río Colorado (COIRCO) manifestó su preocupación por el año hidrológico “seco” que afecta el caudal del río.  Por ahora no se produjeron grandes nevadas aguas arriba y el caudal del río en junio fue el menor de los últimos 11 años.

Desde el COIRCO advierten que no habrá agua para afrontar la campaña de riego.

El informe del gerente técnico del COIRCO, Fernando Andrés detalla que “el 30 de junio finalizó el ciclo hidrológico 2020 – 2021, alcanzando un derrame de 2.850 hm³, correspondiendo una calificación de año hidrológico “seco”. Dicho valor fue superior al ciclo que lo precedió, el cual había sido de 1.690 hm³, el segundo menor derrame de la serie histórica del río Colorado (más de 100 años considerando los registros de la estación Pichi Mahuida)”.

“Sin embargo -agregó-, si se hace una revisión de los antecedentes que se disponen durante este prolongado período de escasez hídrica (2010 a la fecha), los indicadores actuales de la cuenca no son alentadores, por el contrario son preocupantes: · El corriente año, presenta los menores registros nivales al 30 de junio. El caudal medio de junio de Buta Ranquil, es el segundo menor de los últimos 11 años.  La reserva del embalse al 30 de junio, si bien es superior a la del año pasado es la segunda menor en estos últimos 11 años”.

“Por lo indicado, las condiciones hidrológicas de la cuenca y los pronósticos nivales al día de hoy, no son adecuados para afrontar una campaña de riego equivalente a la del último año, a menos que se produzcan nevadas muy significativas que permitan modificar el escenario que se visualiza al día de hoy”, concluyó.

Mientras el río Colorado sigue afectado por la crisis hídrica, Mendoza insiste con el proyecto para construir la represa Portezuelo del Viento sobre el río Grande, principal afluente del Colorado. La obra afectará a toda la cuenca del río y fue proyectada hace más de 30 años cuando el caudal del río Colorado era de 130 metros cúbicos por segundo, una cifra que se redujo a la mitad en los últimos años.

En los últimos dos, la posición de rechazo del gobierno pampeano a esa iniciativa logró el apoyo de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires (las otras integrantes del COIRCO), quienes exigen que se realice un estudio de impacto ambiental de toda la cuenca  y no como pretende Mendoza de avanzar con un estudio parcial sobre su territorio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba