DestacadasProvinciales

Energía: esperan aumentos hacia fin de año en La Pampa

9 / 100

La comisión dejó en manos de la UNLPam la profundización de un estudio para salir del conflicto que hay entre la postura estatal y el planteo de algunas cooperativas.

El gobierno provincial tiene la expectativa de que antes de fin de año puedan «sincerarse» las tarifas de la energía eléctrica a partir del estudio que profundizará la Universidad Nacional de La Pampa, que mediante ese mecanismo busca saldar el conflicto que enfrenta al Estado y a parte del movimiento cooperativo.

El Ejecutivo pampeano ve ese paso como necesario y fundamental : «sincerar los números» es la expresión que utiliza el equipo del gobernador Sergio Ziliotto para referirse a la situación que genera rispidices, a partir de la inestabilidad que se generó en el sector con los incrementos siderales de tarifa del macrismo y el posterior congelamiento con el actual gobierno nacional, siempre con el Estado aportando subsidios que contengan el golpe al bolsillo y también tratando de morigerar el impacto sobre los costos de las prestadoras.

La situación es compleja de resolver, porque además el año electoral convenció a las autoridades políticas a que la tarifa se moviera lo menos posible. Sin embargo, las cooperativas deben afrontar -entre otras cosas- los aumentos salariales de su personal y algunos insumos que varían prácticamente de acuerdo al precio del dólar.

Aunque la comisión que integran el Gobierno y la Federación Pampeana de Cooperativa no le planteó a la UNLPam ningún plazo formal, la expectativa del oficialismo es iniciar el año que viene sabiendo los números «sinceros» que integran la tarifa. El mayor ruido se dio con la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa, que expuso que los recursos estatales eran insuficientes para compensar los atrasos y además se quejó de la postura de FePamCo.

Al interior del movimiento cooperativo también se viven tensiones, sobre todo entre las entidades solidarias de las ciudades más grandes -y en el caso de la capital provincial, por ejemplo, con varias localidades interconectadas- y el resto de las instituciones, que tienen otras escalas y sus particularidades. Hay en la provincia 29 concesiones distintas del servicio.

En el gobierno provincial apuntan, en este contexto, que «puede haber razones de ambos lados» y por eso se acude a las sugerencias de la UNLPam, calificadas incluso como una suerte de «instancia superior»: el gobierno pretende esas conclusiones antes de fin de año no solo a fines de establecer la tarifa sino de definir inversiones.

Carlos Santarossa, presidente de la FePamCo, quedó en la picota e interpretó que el análisis puede “evitar este tipo de discusiones por el bien del servicio”.

“Vamos a saber si hay un atraso tarifario y si en el futuro puede incorporarse una fórmula polinómica. Hasta ahora cuando nos aumentaban los costos teníamos que ir a golpearle las puertas a la APE (Administración Provincial de Energía)”, completó el dirigente.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba