DestacadasLocales

EPRC: “incesante crecimiento de la producción”

9 / 100

El Ente Provincial del Río Colorado celebra un nuevo aniversario. En un informe oficial refrescó las tareas que tiene a cargo y aludió a proyectos futuros: “el desafío es seguir generando alternativas para el crecimiento de la producción en toda la zona bajo riego”.

El Ente Provincial del Río Colorado celebra un nuevo aniversario con el desafío de acentuar su actual crecimiento. Así lo explicó el propio organismo, al aprovechar la ocasión para difundir su tarea y exponer públicamente algunos de sus proyectos futuros.

El EPRC -dependiente del Ministerio de la Producción desde 1962- viene desarrollando acciones en pos del desarrollo productivo en el área bajo riego de la Provincia con un aprovechamiento sustentable del río Colorado.

El organismo cumple un nuevo aniversario y en este contexto de pandemia difundió que se redoblan los esfuerzos para seguir trabajando, “con un incesante crecimiento de producción” en el área bajo riego de La Pampa y el desafío de “optimizar el recurso” del agua que ofrece el río Colorado.

ente provincial rio colorado 2

Con sus sedes en Casa de Piedra y 25 de Mayo, el Ente tiene importantes índices de evolución y desarrollo, en cuanto a la promoción y aprovechamiento integral y acelerado del río Colorado.

Un poco de historia

En el año de su creación, 1962, comenzó con las obras de riego y desagües para la habilitación de las primeras parcelas, los levantamientos topográficos, los lineamientos para el desarrollo de la ribera pampeana a través del aprovechamiento del río, e importantes planes de obras a ejecutar para lograr lo que finalmente se definiría como el “Programa Provincial de Aprovechamiento del río Colorado”.

A partir de 1966 el EPRC logra su normalización definitiva con el retorno al sistema democrático en diciembre de 1983, recuperándose la estructura original establecida en 1973, constituida por un directorio y una gerencia general.

En La Pampa, mediante el Decreto 1495/81, el Poder Ejecutivo Provincial asignó las superficies factibles de ser regadas a través de ese instrumento administrativo. La Provincia desarrolló un programa donde acordó las funciones y todas las actividades que pueden realizarse en esas 85.000 hectáreas, donde además destina un programa único para un sistema de riego y la distribución de los caudales que tiene La Pampa de acuerdo al tratado de COIRCO con las demás provincias.

Se estableció la construcción y programación de distintas áreas, donde en algunos casos se cuenta con infraestructura de riego y drenaje.

25 de Mayo

Se llevó a cabo una toma en el río Colorado donde existe un dique nivelador y obras que derivan al puente dique. El sistema cuenta con el canal matriz, una obra construida de 22 kilómetros, revestida de hormigón, con una capacidad para distribuir el agua de 120 metros cúbicos por segundo.

También están realizadas las obras del sistema de riego y drenaje de sección I, las obras de derivación y alimentación de sección V y las obras de riego del sector II de la sección norte.

El sistema de aprovechamiento de 25 de Mayo abarca unas 46.000 hectáreas. Hoy se encuentran funcionando allí unas 12.000 hectáreas, especialmente con el riego presurizado, que es lo más utilizado.

También se cuenta con el sistema de El Sauzal que ya está cubierto, son 4.000 hectáreas en las que funciona el riego por manto.

Es importante destacar que a través de la Ley N° 1670 se establece que las tierras pueden ser solicitadas para proyectos productivos. Cuando se trata de superficies menores pueden ser de producción primaria, y cuando superan determinada extensión pueden ser proyectos de carácter industrial.

El EPRC se encarga de la distribución del agua que solicitan los diferentes regantes. Para eso se cuenta con “tomeros”, que a solicitud de los productores, van recibiendo y controlando la gestión del agua permanentemente.

En el área de Curacó, zona de Casa de Piedra, donde se habían establecido 12.000 hectáreas, hoy se encuentran 1.000 hectáreas sistematizadas, con un sistema de riego presurizado, el agua se entrega por parcela, ya no hay canales, es todo por tubería, para condiciones de riego por goteo, con distintos emprendimientos.

También se cuenta con el sistema de aprovechamiento del Valle del Prado, un emprendimiento de cultivos de almendra entre otros. Además del Bajo de los Baguales que comprende 20.000 hectáreas.

Sección I

En la Sección I, según informa el gobierno, el 60% de la superficie ya está en funcionamiento productivamente con explotaciones forrajeras, elaboración de paletizados y en algún momento se trabajó con alguna alfalfa.

En la Sección II hay proyectos forrajeros y además en algún momento se trabajó en un proyecto hortícola que debido al faltante de mano de obra, se decidió avanzar en un sistema forrajero adaptado a la forma de ser de la gente, es decir se atendía la faz social.

En las secciones III y IV, el proyecto estás “en etapa de planificación” y próximo a concretarse.

La Sección V, cuenta con más de 6.000 hectáreas que son netamente regables, “eso hace que toda la actividad productiva esté en funcionamiento en esa zona”. Si bien no está todo con riego presurizado, hay varios proyectos que van en ese sentido.

Puente Dique y Casa de Piedra

En Puente Dique, un sistema de compuertas permite el manejo y la sedimentación, que extrae muchos solventes que trae el río y permite precipitar. Se toma el pelo de agua superior a nivel del canal matriz y se disminuye mucho la entrada de cuerpos que no precipitan.

En Casa de Piedra se cuenta con un sistema de agua presurizado y filtrado, el cual se está utilizando en distintos proyectos de viñedos instalados y para una proyección a futuro.

Actualmente hay 20 varietales, en los cuales no solo se analiza la cantidad y la calidad de la uva, “sino que -de acuerdo a lo informado por sus autoridades- permanentemente se estudia el agua, la tierra, el clima, la humedad, temperatura, y todo ello con el fin de entregarle al futuro inversor o al interesado en desarrollar su producción en el lugar, un abanico de información como para que estén seguros de lo que es la zona, ya que es bastante desconocida, con lo cual además de entregarles las uvas se les otorga una amplia información del lugar y sus posibilidades”.

Todo ello se obtiene a partir de las dos estaciones meteorológicas con que cuenta.

En este momento hay 2 bodegas instaladas y produciendo viñedos. Y también se está avanzando con el proyecto de construcción de una bodega por parte del Gobierno provincial.

A su vez se están haciendo microparcelas de 4 hectáreas en las que va a producir el sector privado, se trata de inversiones particulares, en las cuales se dedicarán a la producción de nogales, pistachos y duraznos.

Por otro lado se encuentra el Vivero de Casa de Piedra que fue retomado en la actual gestión, donde se pusieron 4 naves, se adecuó todo el exterior, y se está produciendo lechuga, tomate, sandia, melón, acelga, remolacha. Además, de acuerdo a lo informado, se está vendiendo la producción y se otorgan los fondos a la escuela primaria y a la secundaria.

El desafío de las autoridades del EPRC y todo su equipo de trabajo es “seguir generando alternativas para el crecimiento de la producción en toda la zona bajo riego”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba