DestacadasProvinciales

Legislativas: histórica victoria opositora en La Pampa

14 / 100

La diferencia entre la alianza opositora y el oficialismo fue clara: alrededor de 6 puntos y 13 mil sufragios. El Frente de Todos revirtió Santa Rosa en una elección pareja. Pero JxC se afianzó en el norte, especialmente en Pico. También se impuso en localidades importantes como Acha, Realicó y Guatraché. Revalidó así el triunfo de setiembre y cosechó el voto bronca. Superó los 100 mil votos.

fetjxc

Juntos por el Cambio revalidó los laureles de las PASO de hace dos meses y se impuso este domingo en las elecciones en la provincia con claridad. La diferencia es de alrededor de 6 puntos y 13 mil votos.

Es una victoria histórica, la más importante que obtuvo la oposición en La Pampa. El peronismo perdió un invicto de 36 años. Por primera vez la oposición gana dos bancas en el Senado, además ante la mirada del escenario nacional que puso fichas en el comicio pampeano como el que le quitaría el quórum propio al oficialismo en la Cámara Alta.

Esto implica que los senadores electos por La Pampa son Daniel Kroneberger, Victoria Huala y Daniel Bensusán. A la Cámara de Diputados y Diputadas llegan Varinia Marín y Marcela Coli y continuará Martín Maquieyra.

Para el peronismo, la derrota implicará severos conflictos internos, algunos de los cuales ya salieron a la luz antes de las elecciones. Se prevé incluso una repercusión en la gestión provincial, a raíz de que el gobernador Sergio Ziliotto puso todo en la campaña y por lo tanto recoge alta porción de los costos.

Más bronca que memoria

Tal como hizo en la PASO, el jefe del Ejecutivo se hizo cargo del resultado y admitió que el peronismo no pudo imponer su estrategia de provincializar su elección. Aunque dijo que hubo “cosas para festejar”, reconoció que a la hora de la verdad prevaleció el voto bronca.

La misma lectura hizo a poco de percibir la victoria el senador electo Daniel Kroneberger: aceptó que el voto era más un mensaje de desencanto con el gobierno nacional que un premio a las propuestas alternativas del espacio macrista.

La situación económica está en el primer plano de la preocupación de los votantes. En general, hubo una tendencia a poner en la agenda los temas nacionales. La influencia de los medios hegemónicos porteños también fue notable. Pero además impactó la situación derivada de la pandemia: los logros del sistema de Salud pampeano no fueron premiados, en general, y en cambio se tuvo muy en cuenta el lastre económico que significó el parate propio de la cuarentena y las restricciones -vistas como excesivas- para contrarrestar la pandemia.

Más de cien mil votos

Los primeros datos que surgieron casi dos horas después del cierre del comicio dejaron en claro que las tendencias eran irreversibles.

Con el 99,20% de las mesas escrutadas y una participación del 75,32%, Juntos por el Cambio obtuvo 101.653 votos, el 48,32%; mientras que el Frente de Todos consiguió 88.638 votos, el 42,13%.

Además, el FIT obtuvo 9.005 (4,28%); el Partido Socialista 6.162 (2,92%); y el Movimiento al Socialismo 4.912 (2,33%).

Esos resultados son sobre 876 mesas escrutadas (99.20%); electores totales: 293116; votantes totales: 219261 (75.26%).

Los votos válidos son 213911 (97.55%); En blanco: 3619 (1.65%); Afirmativos: 210292 (95.90%); Nulos: 5226 (2.38%); y recurridos e impugnados: 124 (0.05%).

El fracaso del Plan Remontar

El Plan Remontar que había agitado el gobierno provincial y los candidatos del Frente de Todos apenas se concretó en la capital pampeana, y con un comicio ajustado, parejo, lejos de la épica. En Santa Rosa, Juntos por el Cambio quedó abajo del Frente de Todos por apenas por dos puntos.

En cambio, la alianza opositora se afianzó y ratificó el triunfo que obtuvo en las PASO en General Pico y el norte provincial, en General Acha, Eduardo Castex, Realicó y Guatraché. Inclusive ganó por 300 votos Toay. En Pico y Quemú Quemú amplió la diferencia de las PASO.

De esa forma, abortó el Plan Remontar del oficialismo, se quedó con una elección clave y quedó bien posicionado para intentar en 2023 acabar con cuatro décadas de hegemonía del peronismo local.

En Santa Rosa el FdT quedó dos puntos por encima de Juntos por el Cambio, revirtiendo el resultado de septiembre. Pero en General Pico, los primeros números extraoficiales mostraron desde temprano una ventaja de 18 puntos a favor del frente opositor. Allí, el FdT apenas superó el 30%.

Con esos guarismos, Juntos por el Cambio se garantizó el triunfo. De esta manera, llegan al Senado Daniel Kroneberger y Victoria Huala por JxC, y Daniel Bensusan por el FdT. En Diputados, acceden a las bancas el macrista Martín Maquieyra y la radical Marcela Coli, mientras que Lichi Marín obtiene la suya por la segunda fuerza.

La kirchnerista María Luz Alonso se quedó afuera (amplió el FdT la victoria en su pueblo natal, Victorica), y Ariel Rauschenberger vio frustrada su pretensión de reelección en el Congreso.

Lo que viene, lo que viene

Ya se disparan miradas sobre el futuro que viene para el peronismo. Las aguas estaban agitadas ya en campaña, con una grieta intensa dentro de la Plural.

El resultado electoral realineará alianzas, potenciará peleas internas, reconfigurará liderazgos. En la previa, el gobernador tuvo que aclarar que no pensaba en hacer una línea propia. Los rumores partidarios dan por hecho que hay varias renuncias ya redactadas de integrantes de su gabinete.

El bastión macrista y la capital del Remontar

festejo

La elección en el norte y en General Pico fue clave para la alianza opositora.

La victoria fue muy amplia, contundente. En del Departamento Maracó el resultado fue rotundo: 53% a 36%.

El microclima piquense auguraba esa diferencia. El rol del ultravernismo fue sospechoso en las semanas previas a la elección. En algún momento de la jornada el oficialismo se ilusionó con una recuperación, pero estuvo lejos de esa esperanza.

Remontada por poco en Santa Rosa

En Santa Rosa fue uno de los pocos lugares en los que el oficialismo logró dar vuelta las cifras de las PASO. Pero por 3 puntos.

Los guarismos del departamento Capital, que también incluye a Anguil, indican que el Frente de Todos por 45,5% a 42,6%.

En Santa Rosa la campaña tuvo sus particularidades: el intendente Luciano di Nápoli puso el cuerpo en las últimas semanas de manera notable, y además hubo gestos de unidad incluso impensados, que pusieron en un mismo plano a La Cámpora y Convergencia, que parecían históricamente irreconciliables.

El peronismo también ganó en 25 de Mayo, La Adela y Trenel.

La participación fue mayor a las PASO, pero no alcanzó el porcentaje de la elección legislativa de hace cuatro años. A nivel nacional fue del 71%. En la provincia fue del 75,37%.

No llegó al 77% de la elección general de hace cuatro años.

Menos participación

A las 18 horas se cerraron las puertas de las escuelas, con normalidad, en toda la provincia.  La participación fue mayor a las PASO, pero no alcanzó el porcentaje de la elección legislativa de hace cuatro años. A nivel nacional fue del 71%. En la provincia fue del 75,37%.

No llegó al 77% de la elección general de hace cuatro años.

elecciones legislativas 2

Ante los ojos del país

En La Pampa había 293.790 personas habilitadas para votar y aunque es apenas el 0,85% del padrón nacional la mirada nacional estaba puesta sobre la provincia porque la oposición aspiraba a ganar una banca más que le impediría al oficialismo contar con quórum propio en el Senado. Solo en otras 7 provincias se eligieron senadores.

maquieyra kroneberger huala

En el caso pampeano, el 10 de diciembre terminan sus gestiones Daniel Lovera, Norma Durango (oficialistas) y Juan Carlos Marino (radical). En Diputados, concluyen mandatos los peronistas Melina Delú y Ariel Rauschenberger (va por la reelección) y el macrista Martín Maquieyra (renueva).

El Frente de Todos provincializó todo lo que pudo su campaña y advirtió que los resultados ponían en juego el interés de La Pampa: llamó a votar “con más memoria que bronca”. Juntos por el Cambio nacionalizó al extremo, trató de esquivar el debate local y enterró bajo la alfombra el gobierno de Mauricio Macri: cumplió en la etapa proselitista el guión porteño y trajo al territorio a las figuras televisivas estelares de su espacio político.

izquierda

La previa

A la luz de los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre, el peronismo iba de punto como pocas veces en su historia pampeana: ese día, las cinco listas que compitieron en “Juntos por el Cambio” cosecharon en conjunto más de 20 mil votos más que la nómina de unidad del Frente de Todos.

Juntos por el Cambio se puso como objetivo primordial sostener los votos que ya consiguió en septiembre y cosechar entre los ausentes de aquel día una proporción que le permita reafirmar su victoria.

elecciones legislativas 3

Un escenario muy similar ya se registró en la PASO de 2017 y después en las generales el peronismo remontó y ganó por 76 votos, pero esta vez no pudo. Un contexto diferente, en el que inciden una ola nacional crítica con el gobierno de Alberto Fernández, la ausencia en campaña del oficialista Carlos Verna (líder de la mayoritaria línea Plural), además de otros movimientos internos que complican al PJ pampeano, jugaron en contra.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba