DestacadasProvinciales

Petroleros pampeanos recibirían vacunación

8 / 100

En las últimas horas trascendió que el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa busca asociarse con otras asociaciones obreras para solicitar una partida mayor de vacunas contra el Covid-19. Según reveló el secretario general Guillermo Pereyra, se trata de unas 50 mil dosis «sobrantes» de Israel.

Asimismo, el dirigente, se mostró contra los cortes de ruta de ATE Neuquén porque atentan contra el trabajo de sus representados: «Vamos a salir a la ruta -para un antipiquete- con 20 ó 30 mil trabajadores», avisó.

El influyente gremio de petroleros de la Patagonia inició conversaciones con AstraZeneca para comprar 50 mil vacunas para trabajadores de ese sector de yacimientos como el de Vaca Muerta, que actualmente se encuentra paralizada por cortes de ruta en medio de un conflicto salarial entre el Gobierno neuquino y un grupo de empleados estatales «autoconvocados».

Desde ese sindicato confirmaron que la semana pasada la conducción del gremio comenzó a gestionar la adquisición de una partida «sobrante» de dosis aplicadas en Israel. «Estoy en contacto con AstraZeneca en Israel. Ayer tuve conversaciones y hoy he recibido mails. Muy pronto vamos a tener novedades con respecto a este acuerdo. Queremos vacunar a todos los trabajadores petroleros, queremos una población sana, con trabajo y en paz», dijo ante la prensa el secretario general del gremio, Guillermo Pereyra.

Empleados esenciales.
A principio de año el sindicato ya había solicitado al Ministerio de Salud Nacional que los trabajadores petroleros integren el grupo de los empleados esenciales que estén alcanzados por las primeras tandas de Sputnik-V que llegaron al país en enero, bajo el argumento de que estuvieron autorizado a trabajar para garantizar la provisión de energía, aunque el sector atravesó una fuerte crisis durante 2020.

Por su parte, el secretario administrativo del sindicato y posible sucesor de Pereyra al frente del gremio, Marcelo Rucci, afirmó que «fue una propuesta que le hicieron llegar al gremio y también a las cámaras empresarias», dijo, aunque no precisó mayores detalles.
«Lo vemos con buenos ojos, los petroleros somos trabajadores esenciales y tuvimos muchos contagios en los yacimientos. Y las empresas también están interesadas porque quieren tener a su gente vacunada y trabajando», comentó el dirigente sindical a Infobae.
De acuerdo al gremio, cada par de dosis que buscarán adquirir tiene un valor de 50 euros, por lo que necesitarían unos 1,25 millones de euros. Rucci no descartó asociarse con las cámaras empresarias para financiar ese costo y con otros sindicatos para solicitar una partida mayor «y despertar más el interés de AstraZeneca» ya que admiten que 50.000 dosis «son pocas» para completar una negociación.

De todas formas, la compra debería realizarse, estiman en el sindicato, a través del Gobierno provincial ya que AstraZeneca no se involucra en negociaciones con compradores privados.

«Si están dadas las condiciones nos gustaría contar con las vacunas en el corto plazo, por la gravedad de la situación. Hubo muchos contagios y muchas muertes acá. Tenemos unos 25 mil trabajadores por lo que necesitaríamos 50 mil para cubrir las dos dosis», concluyó Rucci.

El sindicato petrolero no descarta asociarse con las cámaras empresarias para financiar la compra y con otros sindicatos para solicitar una partida mayor «y despertar más el interés de AstraZeneca» ya que admiten que 50 mil dosis «son pocas» para completar una negociación

Otro frente gremial.
El yacimiento de Vaca Muerta se encuentra paralizado en las últimas semanas por un conflicto salarial entre empleados estatales y el Gobierno neuquino. Este domingo el gremio ATE se reunía con las autoridades provinciales para intentar destrabar la negociación, mientras las empresas piden intervención del Gobierno nacional. Un grupo de «autoconvocados» del sector de Salud mantienen cortes de rutas en la provincia, lo que impide el funcionamiento normal de esa formación petrolera.

La tensión se agravó en las últimas semanas. El propio Guillermo Pereyra aseguró que en caso de que no se resuelva el conflicto analiza llevar trabajadores petroleros a desbloquear las rutas y, de esa manera, llegar a los yacimientos. «Vamos a salir a la ruta, vamos a movilizar 20 mil o 30 mil trabajadores, porque van a participar otros gremios que también están seriamente afectados como el personal de Jerárquicos, o los compañeros camioneros», dijo.

«Le vamos a pedir amablemente que nos dejen transitar. No estamos amenazando a nadie, vamos a movilizar y darles la lección de cómo se hacen las cosas cuando se está en conflicto», afirmó.

En los últimos días Tecpetrol, una de las empresas petroleras afectadas por los cortes de ruta, comenzó a utilizar helicópteros para poder realizar el relevo de sus empleados y, al mismo tiempo, hacer llegar insumos básicos a sus plantas, como agua potable.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: