NacionalesNoticiasSin categorizar

“Usted es un nene caprichoso de Barrio Parque”

08/12/15 – Mauricio Macri llamó el sábado a Cristina Kirchner en un último intento para cerrar un acuerdo por el traspaso de mando. La frase complicó todo una vez más. Detalles de las horas previas a la asunción.

 

 

 

 

Mauricio Macri no podía creer lo que leía. Los tuits de Cristina Kirchner en los que lo acusaba de haberle exigido a los gritos que el trapaso de mando se hiciera en la Casa Rosada y de haberla maltratado a ella, que es una mujer sola. El que se había sentido mal con esa conversación era él, según contó a fuentes de su entorno.

El presidente electo había llamado a la Presidente el sábado para hacer un último intento de acuerdo, en lo que ya es la más escandalosa transición desde el regreso de la democracia. Pero lo que más le llamó la atención de la descarga tuitera presidencial fue el párrafo, con foto incluida, en el que contaba que le había plantado en el jardín de la quinta de Olivos flores amarillas para recibirlo.

“Mezcló todo, no tiene sentido. Habló de lo institucional del traspaso del mando y a la vez de consideraciones personales y terminó con las flores. Rarísimo todo”, dijo una fuente de extrema confianza de Macri.

 

 

 

 

El presidente electo había tenido una conversación con Cristina Kirchner que no llevó a nada, igual que la reunión en Olivos para acordar la transición en la que no se acordó nada y terminó mal. Macri le había comunicado su decisión de recibir los atributos del mando en el Salón Blanco de la Casa Rosada, como se hizo siempre, salvo cuando Néstor Kirchner le había pedido a Eduardo Duhalde que le entregará la banda en el Congreso.

“Al final, usted es nene caprichoso de Barrio Parque”, le dijo Cristina Kirchner, según contó después Macri a dos fuentes de su confianza que luego relataron parte de la charla a Infobae. Después de esa frase, todo se complicó una vez más. Macri niega haber maltratado a la Presidenta como ella denunció en redes sociales.

 

 

 

 

 

En privado, se comentó que había que dejar la pelea por la entrega de los atributos presidenciales debido al “estado” en el que está Cristina Kirchner, que según allegados a Macri se animó hasta mentir sobre una conversación telefónica. Nadie lo dirá en público, pero entre algunos dirigentes se habla del estado de ánimo presidencial que se traduce entre los últimos actos de Cristina Kirchner.

 

 

 

 

 

La decisión del presidente electo fue no perder tiempo y energía en contestarle a Cristina Kirchner, pero quedó impresionado con la mala disposición presidencial. No le cayó nada bien constar por segunda vez que la Presidenta lo detesta y ha decidido no facilitarle en nada las cosas. De todos modos, trató de dejar de lado esas sensaciones.

 

 

 

 

 

Las horas previas a asumir el poder lo tienen concentrado en su discurso ante la Asamblea Legislativa, las primeras medidas de su gobierno, y las designaciones que le quedaban pendientes, como la de ayer de Jorge Todesca al frente del Indec.

 

 

 

 

 

La decisión fue que la vicepresidenta electa Gabriela Michetti sea la encargada de responder los dichos presidenciales. “Mauricio nunca habla así, ni maltrata a nadie. Nunca lo escuché gritarle a nadie”, repitió Michetti anoche entre sus íntimos. Mañana, Michetti intentará organizar los últimos detalles de las invitaciones a la jura de Macri en el Congreso que todavía no se pudo acordar con el Gobierno. Ayer habló con Juan Carlos Pallarols, el orfebre que hizo el bastón presidencial, quien intentaba saber qué iba a pasar con bastón presidencial.

Pallaros está dispuesto a dejar el bastón en la Catedral de Luján. La vicepresidenta le pidió un día más de tiempo, tal vez con la esperanza de que la Presidente cambie de opinión porque Macri ya decidió que recibirá los atributos presidenciales: será en la Casa Rosada de mano de Cristina Kirchner o del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

 

 

 

 

 

El caos del bastón de mando tiene un ingrediente más: una pelea familiar entre Pallarols padre (Juan Carlos) y su hijo Carlos. Hay un detalle que no se conoce: personal de ceremonial de Macri ya tendría en sus manos el bastón presidencial hecho por Pallarols hijo. A dos días del traspaso de mando, existirían entonces dos bastones presidenciales, y uno ya lo aceptó ceremonial de Macri.

 

 

 

 

Tarjeta_Joven-071218

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: