DestacadasProvinciales

Barrera sanitaria: dura crítica de Río Negro

El XII Congreso Nacional de Entes y Fundaciones de Lucha Sanitaria Animal, denominado “La sanidad y el futuro de la ganadería”, que se desarrolló en General Pico despertó el debate por el posible corrimiento de la barrera sanitaria. Algunas instituciones se mostraron a favor, como la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), pero desde Neuquén no le encontraron “el sentido” a la modificación de la medida y en Río Negro hasta pusieron en duda que La Pampa pertenezca a la Patagonia.

Durante la inauguración del Congreso el martes pasado, el gobernador Sergio Ziliotto recordó que Argentina “lleva 17 años sin focos de fiebre aftosa” y advirtió que las “barreras comerciales no pueden existir en Argentina”. Por su parte, el vicepresidente de Carbap, Jorge Arocena, afirmó que “la barrera sobre el río Colorado ya no tiene sentido” y que “se ha transformado solamente en una barrera comercial”. A su vez, manifestó que “debajo de esa barrera la carne resulta mucho más cara y La Pampa es proveedor natural y lógico de la región patagónica, por la cercanía y porque tenemos el ganado y los frigoríficos”.

Pero la eliminación de la barrera genera profunda controversia entre las comunidades y alarma a autoridades de Neuquén y Río Negro. Ahora quien salió con los tapones de punta fue el ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy. “No se puede ser de la Patagonia cuando le conviene o solo para algunas cuestiones y atacar el trabajo que han realizado durante muchos años las demás provincias para mantener el status sanitario”, dijo.

Negacionismo.

Banacloy consideró que “el tema de la barrera sanitaria de la Zona Libre de Aftosa sin vacunación tiene múltiples aristas que deben seguir siendo abordadas de manera conjunta (…) Consideramos que si quiere ser parte de esta región deberá hacer el esfuerzo y sumarse a nuestra zona Libre de Aftosa sin vacunación. Cuando digo ‘nuestra’ me refiero a toda la Patagonia. Ellos deberían sumarse a una estrategia regional, un status sanitario diferencial con reconocimiento internacional, que nos ha costado tiempo, inversión y un gran trabajo del sector privado y público de toda la Patagonia”.

“El debate debe estar primero puesto en si la provincia de La Pampa es parte o no de la Patagonia”, apuntó el funcionario en LM Cipolletti y agregó: “Una vez definido eso claramente, continuar el diálogo, como siempre ha sucedido con organismos, productores e industria y todos los sectores para abordar la barrera sanitaria de una manera seria. Y en el caso de que haya modificaciones, se deberá trabajar en un corrimiento paulatino, que beneficie al país, tanto en sanidad, producción y exportaciones”.

 

“Creemos que la estrategia debería ser tener un país con status sanitarios y comerciales superiores y no que la coyuntura económica no nos permita tener una mirada de mediano plazo. La Patagonia se abastece en gran medida de productos cárnicos del norte de la barrera superando las 100 mil toneladas anuales (fuente Senasa), y no vemos reflejada en ese gran volumen la diferencia de precio. No podemos seguir con el eje en la plancha de asado. El consumidor y los precios no pueden ser la excusa, el mensaje que se les está dando es confuso, y no puede ser el motivo para retroceder en el status sanitario de la Patagonia”, declaró.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba