DestacadasProvinciales

Gasoducto: instalaron planta de doble junta en Gral. Acha

Las empresas Techint y Sacde ya montaron la planta de doble junta en el obrador de General Acha, con el monitoreo de la empresa estatal Energía Argentina. Se trata de un equipamiento clave que permite acelerar la soldadura de los tubos y avanzar en los plazos previstos.

 

Según informó Télam, la megaobra que demandará más de 56.000 caños tiene una enorme complejidad logística. Para poder estar operativa a fines de junio del año que viene, cuenta con dos plantas de doble junta que permiten acortar los tiempos de soldadura y trasporte para su instalación en la traza del futuro gasoducto.

«Una de las plantas se encuentra en el obrador principal ubicado en el partido pampeano de General Acha», confirmó la agencia estatal. La segunda se ubica en el obrador denominado PK 60, ubicado a 40 kilómetros de la localidad de Catriel, en Río Negro, y a 60 kilómetros de lo que será el inicio del gasoducto en Tratayen, Neuquén.

La construcción de esta megainfraestructura permitirá a la Argentina lograr el autoabastecimiento energético y, posteriormente, pasar a ser un importante actor en la exportación. De acuerdo a estimaciones de fuentes oficiales, el gasoducto permitirá ahorrar más de US$ 3.500 millones el año que viene por sustitución de importaciones de energía a precios actuales (US$ 36 el millón de BTU).

Avances.

 

El obrador PK 60 cuenta con 800 operarios en plena actividad y recibe de manera diaria 100 tubos de 12 metros de largo en un total de 25 camiones que llegan desde la localidad bonaerense de Valentín Alsina. Es uno de los cuatros obradores del gasoducto y uno de los tres que gestiona la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por las firmas Techint y Sacde.

 

En concreto, la UTE se encarga de la construcción de un tramo de alrededor de 440 kilómetros entre las localidades de Tratayen y General Acha. Para acelerar la ejecución de la obra y tener funcionando el gasoducto en junio del año que viene, Techint y Sacde reciben en el obrador tubos de 12 metros y, a través de un proceso de soldadura en sus plantas de doble junta, los transforman en un solo cuerpo de 24 metros. Luego los acopian a la espera de ser llevados hasta la traza del futuro gasoducto.

Al kilómetro cero.

 

Según los planes de la obra, a partir de hoy los tubos de 24 metros serán llevados al kilómetro 0 del gasoducto, en Tratayen. «Esos caños, una vez depositados en la traza, serán unidos por máquinas especialmente traídas desde Estados Unidos que tienen un sistema robotizado que generan hasta 100 soldaduras y que pueden unir hasta 2 kilómetros de extensión por día», indicó la agencia.

 

El presidente de Sacde, Damián Mindlin, aseguró que la obra «es un gran desafío por su longitud y geografía y por el tiempo de finalización pactado. Nos venimos preparando hace muchos meses para esto y, entre otras cosas, incorporamos soldadoras automáticas con sistemas robotizados que avanzan a razón de hasta 100 por día y será la primera vez que se utilicen en Argentina». Por su parte, el director general de Techint, Gustavo Gallino, sostuvo que «para llegar con el plazo previsto, hay que cumplir todos los días Estamos convencidos que se puede hacer».

 

Maquinaria.

 

Además de las plantas de doble junta, las máquinas que automatizarán el proceso de soldado en el tendido del gasoducto también serán clave para llegar a junio próximo con la obra terminada. Esta novedosa variante duplicará la velocidad del proceso, ya que con el sistema manual tradicional se alcanza un promedio de 50 a 60 soldaduras diarias.

 

La obra, además, requerirá alrededor de 8.000 puestos de trabajos de manera indirecta entre proveedores, hotelería y gastronomía. El plan de obra prevé el inicio de operación del gasoducto para el 20 de junio de 2023, en coincidencia con el pico de demanda invernal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: