Noticias

La UCR le dio una paliza al candidato de Macri

Kroneberger ganó en Santa Rosa, en General Pico y en la enorme mayoría de localidades. Fue un voto castigo a las políticas económicas nacionales y a la relación del presidente con la Provincia. El PRO se rearma y es un principio del fin de la aventura política del “Colo”.
Carlos Javier Mac Allister dejó de ser la estrellita del PRO: su alineamiento explícito con las políticas y el discurso neoliberal lo condenaron a una derrota por paliza contra la Unión Cívica Radical.
Ahora Daniel Kroneberger es el candidato a gobernador de Cambiemos, después de que tanto entre los afiliados como entre los independientes consiguiera una contundente supremacía sobre el postulante preferido de Mauricio Macri. En las generales del 19 de mayo, la fórmula la completará como vice el contador Luis Evangelista, actual secretario de Hacienda de la Municipalidad de Santa Rosa.
Mac Allister había comenzado el día diciendo que acababa de hablar con el secretario de Macri. Lo terminó en silencio y escondido: apenas reconoció la derrota vía Twitter, en estilo PRO. Ya ni hacía falta: los números fueron tan favorables a la UCR que hasta reportaron un triunfo en General Pico, donde se suponía que el macrismo haría pata ancha a partir de un antecedente positivo del propio Mac Allister y de la incidencia del joven Martín Maquieyra.
Los números en la provincia le dieron la victoria a la UCR por más del 65% contra menos del 35% del PRO.
Apabullante
La participación en la elección no fue masiva: alrededor del 25% del padrón.
El resultado fue casi calcado para la constitución de la lista de diputados provinciales: eso le dará más presencia a los candidatos radicales, ya que por aplicación del sistema D’Hont la distribución de cargos se hace de acuerdo al porcentaje de votos obtenidos.
La nómina que liderará Francisco Torroba -otro de los ganadores de la elección, a partir de su incicencia estratégica en la candidatura de Kroneberger- tendrá masiva presencia de la UCR. El radicalismo admitió que la victoria fue, incluso, superior a la esperada.
En algunos casos fue un desempeño apabullante: en Santa Rosa el radicalismo pasó por encima a su contrincante, oriundo de la capital provincial. Demostró su fortaleza en el interior de la provincia: arrasó en la mayoría de las localidades.
Contra Nación
El mensaje de las urnas es polisémico, pero hay un sentido innegable: es un repudio a las políticas económicas nacionales y a la relación del presidente con La Pampa.
En campaña, unas de las pocas pero sustanciales diferencias entre el PRO y la UCR fue el posicionamiento frente al movimiento cooperativo y la obra Portezuelo del Viento, dos aspectos que a esta altura están arraigados con fuerza en la población, aunque en campaña el candidato del PRO prefirió adherir a los postulados macristas, aun cuando chocaran contra el interés provincial.
El resultado de la elección, rotundo, bien podría ser el principio del fin de la aventura política del exfutbolista. El macrismo fue el que lo erigió en líder y el que lo enterró: quedó atado a la suerte del presidente.
Primer paso
La Pampa representa una mínima porción del mapa electoral nacional, desde ya, y se trata apenas de una interna, pero sin embargo se da en un momento de especial debilidad de Macri. Es, además, la primera puja de un calendario que no promete buenas noticias inmediatas para Cambiemos. El radicalismo tiene rodeado al presidente, marcándole la cancha y desoyendo sus consejos y pedidos.
Esta elección tendrá peso en lo que viene, se resuelva en las urnas o en la mesa de negociaciones.
Por algo a poco de confirmada la victoria de Kroneberger los dirigentes nacionales le hicieron el llamado de felicitación de rigor. Un posible “Efecto Dominó” es que el macrismo del riñón abra sus puertas a más dirigentes e ideas de la UCR.
La circunstancia puntual de La Pampa abre nuevas grietas en Cambiemos: Mac Allister, ahora debilitado como líder, es cuestionado por dirigentes de su propio espacio a veces en voz baja, a veces más explícitamente. Josefina Díaz, otra referente de alto perfil, no pudo garantizarle la victoria en Macachín. Tallan nuevos alineamientos: el jefe de Gabinete Marcos Peña ve con mejores ojos a su niño mimado, Martín Maquieyra.
Con el recuento oficial se confirmó la paliza que sufrió el candidato del macrismo: fue 65,7% a 34,3%%. Escrutado el 99,02% de los sufragios, la UCR obtuvo 18.769 contra 9.797 del PRO.
En el Comité armaron un palco minutos después de las 18 para los festejos. Por su parte, el precandidato a diputado provincial, Francisco Torroba, adelantó a media tarde que el triunfo en toda la provincia fue de 65 a 35%. «Es una elección que no deja vencedores ni vencidos. Se eligió una fórmula sólida, que tiene gestión y prestigio. Ahora todos tenemos que trabajar para incorporar a La Pampa a la modernidad. Hay que cambiar el signo político de la provincia», declaró. «Es un resultado irreversible», dijo a las 20 horas.
«No manejábamos la posibilidad de una derrota. Lo que dieron las urnas es lo que manejábamos antes», señaló Torroba.
Kroneberger será el candidato a gobernador de Cambiemos en las generales del 19 de mayo, en una fórmula con el contador Luis Evangelista, el secretario de Hacienda de Santa Rosa. El hombre del presidente Mauricio Macri en La Pampa -que abrió el cronograma electoral del país- sufrió un duro revés. El radicalismo nacional, que miraba de reojo la elección, tuvo una buena noticia para revitalizar un partido diluido en el marco de la alianza Cambiemos.
Los festejos en el Comité Provincia de Santa Rosa  se hicieron en un marco de euforia contenida, porque la carrera electoral sigue en mayo. En un palco improvisado en un carro, el presidente de la UCR, Hipólito Altolaguirre, celebró que «luego de haber tenido muchas derrotas hoy tuvimos un gran triunfo».
“Cuando parecía que veníamos complicados, cuando todos los pronósticos nos hacían temblar, demostramos que la UCR se puso la campaña al hombro, invitó a los amigos, a los vecinos, a todos, para que esta provincia cambie de color político y de matriz”, señaló.
Por su parte, el compañero de fórmula de Kroneberger, Luis Evangelista, resaltó que “hemos estado encolumnados para que el partido tenga el lugar que corresponde, para poder llevar adelante nuestras ideas y poder llegar a cambiar la actividad productiva para sacar  a la provincia de la recesión en la que estamos desde hace treinta años”.
“Queremos que nuestro partido tenga la posibilidad de demostrar a todos los pampeanos que podemos gobernar y gestionar nuestra provincia”, redondeó.
“Un peso especial”
En el momento del discurso principal de una noche triunfante,  Kroneberger le dijo a los militantes que vitorearon al «Ruso», que en el cierre de campaña ya habían demostrado “una mística impresionante”. Agradeció a su familia que, confió, recién se “resignó” a su idea de ser candidato a gobernador después de una semana casi sin hablarse. “Cuando se tomó la decisión, me bancaron y me dijeron que le diera para adelante”, sintetizó la cuestión familiar.
Kroneberger reconoció que en esta interna sintió “un peso especial”, diferente a otras de las muchas elecciones en las que participó. “Era otra coyuntura. Y otro momento. Acá se jugaba la tradición, algo más allá de lo personal o de una coyuntura de un proyecto político. En realidad, se jugaba el partido. Eso sentía”, explicó.
“Pero por suerte se dio el resultado”, celebró.
De todos modos, aclaró que “esto no tiene que dejar de ser una coyuntura”. “Siempre dijimos que acá el objetivo es mayo, es ganar la elección de mayo al justicialismo. Sino esto no tiene sentido”, repitió.
“Teníamos que pasar esta instancia y el resultado se dio porque hubo un partido aggiornado, una militancia en la calle en un momento particular. Porque hasta tuvimos que enfrentar la picardía del gobernador, que desdobló las elecciones. Lo sorteamos y fue por todos ustedes”, tiró.
Kroneberger planteó que “ahora, por lo tanto, festejamos, pero a partir de mañana tenemos que privilegiar el proyecto político que hemos estaodo forjando duran todo este tiempo con los demás espacios en Cambiemos, codo a codo. Tenemos que ponernos a disposición porque los pampeanos necesitan que a partir del lunes estemos todos junto poniendo todo para tener una alternativa superadora en mayo”.
“Lo digo sinceramente y se lo dice alguien que todo le ha costado mucho. Tengo cifradas esperanzas de que en mayo vamos a ganar. Es más, casi que no tengo ninguna duda. Está la militancia, tenemos los candidatos a intendente, le estamos demostrando a los pampeanos que no queremos ganar por ganar sino que tenemos equipo para garantizar una gestión y un cambio de modelo, que es lo que necesitamos todos los pampeanos”, cerró.
Amplio triunfo 
La primera mesa que se conoció es la de afiliados de Cambiemos de la localidad de Alpachiri, donde votaron 184 personas: 158 votos fueron para Daniel Kroneberger y 26 votos para Carlos Javier Mac Allister. Fue el preanuncio de un triunfo claro y amplio.
En la primera mesa de los afiliados de Cambiemos que se conoció en Santa Rosa, apareció la tendencia: 68 votos para Kroneberger y 29 para Mac Allister. Otra mesa, pero del Colegio Ciudad de Santa Rosa, tuvo un resultado parecido: 73 votos para Kroneberger y 23 para Mac Allister. Otra mesa en el Colegio Provincia: 43 a 13 el postulante radical.
En cinco mesas de afiliados el exintendente de Barón se impuso claramente: 74 a 37, 81 a 26, 78 a 18, 43 a 13, y 71 a 27.
En la escuela 218 en la mesa 82 de independientes el resultado es el siguiente: 30 a 18. La mesa 34, 22 a 16.
Las primeras tres mesas de independientes en General Pico arrojó un empate entre Kroneberger y Mac Allister. Sin embargo, rápidaemnte se supo que el radical sacó 300 votos de diferencia en la general.
En el interior provincial, el triunfo de Kroneberger se consolidó.
En Embajador Martini, Kroneberger se impuso 116 a 25. En Rancul, 243 a 138. En Macachín, 345 a 297. En General Campos, 234 a 26. En Santa Teresa, 27 a 12.
Kroneberger también ganó en Guatraché, 183 a 120; en Caleufú, 139 a 22; en Quemú Quemú, 128 a 54; en Miguel Cané, 68 a 10; en Ataliva Roca, 58 a 11; en Alta Italia, 187 a 92.
En Miguel Riglos el precandidato radical se impuso 136 a 14; en Miguel Riglos, 136 a 14; en Catriló, 394 a 273.
En Parera, el radical se impuso 397 a 116.
En Winifreda, fue 237 a 14.
En 25 de Mayo, también quedó arriba Kroneberger.
Mac Allister solo ganó en dos localidades del sur. En Doblas ganó 110 a 102. En Bernasconi, 57 a 29. También se impuso en Intendente Alvear, donde ganó por una diferencia 112 votos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: