DestacadasProvinciales

Una mujer de 75 años persiguió a ladrones, los hizo caer de la moto y recuperó su cartera

Una mujer de 75 protagonizó una espectacular persecución por las calles de Santa Rosa. Con su vehículo, siguió a un par de ladrones que escaparon tras arrebatarle la cartera y los hizo caer de la moto. Ambos fueron detenidos.

El episodio ocurrió ayer, alrededor de las 21.20, cuando la mujer estaba saliendo de la casa de una amiga –de 71 años- ubicada en la calle Libertad al 200. Luego de despedirse, cuando se está por subir a su auto la sorprende un joven quien le pregunta por una dirección.

Como no sabía la respuesta, se da vuelta para consultarle a su amiga. En ese momento, según informaron fuentes policiales consultadas por LA ARENA, el joven le arrebató la cartera y salió corriendo. A los pocos metros, se subió a una motocicleta que conducía otro hombre y escaparon hacia el norte por Tomás Masón.

La damnificada, lejos de quedarse inmóvil, sube a su vehículo –un Toyota- y comienza a perseguirlos hasta la calle Neuquén, donde doblan. Antes de llegar a Raúl B. Díaz, ella observa que los ladrones “tiran algo”, pero en vez de frenar decide continuar.

La persecución siguió y, antes de que los sospechosos llegaron a la intersección con Santiago del Estero, la mujer “toca con su auto la motocicleta” y los hace caer. Uno de los tripulantes de la moto escapó a pie por Santiago del Estero, mientras que el conductor intentó seguir su marcha, pero termina colisionando con un auto estacionado sobre la calle Neuquén.

La mujer regresó hasta el lugar donde habían descartado la cartera, con la intención de recuperarla. En tanto, el personal policial de la Seccional Segunda se acercó al lugar del choque y tomó nota del dominio del rodado, gracias a que la patente había quedado tirada en el piso.

Con esa información, lograron identificar a uno de los sospechosos, el cual reside en una vivienda de la calle Hucal al 1.000. Minutos más tarde, desde la Seccional Sexta interceptaron al dueño de la moto, un joven de unos 24 años, quien “no tenía en su poder la moto involucrada”. Por otro lado, a raíz de averiguaciones se determinó la identidad del otro involucrado: un joven de 26 años.

Finalmente, la investigación realizada culminó cerca de la 1 de la madrugada. Los efectivos determinaron que la motocicleta utilizada estaba en una vivienda de la calle Salta al 1000. Cuando fueron hasta el lugar, un hombre de 31 años hizo “entrega voluntaria” del rodado y explicó que se la había dejado su amigo bajo la excusa de que había tenido un accidente.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: