DestacadasLocales

Turismo en 25 de Mayo: un fotógrafo sueco impactado con “Las huellas del Petróleo”

El director municipal de Turismo de 25 de Mayo, Claudio Ulman, le contó ayer a LA ARENA que un turista de nacionalidad sueca fue el primer extranjero en pedir los servicios de guía para recorrer la “Huella del Petróleo”. También reveló que el visitante, Andreas “Andy” Billman, quedó impactado por el contenido del recorrido que tiene preparado ese área comunal. Además aseguró que el joven es un laureado fotógrafo internacional.

“Nos solicitó una visita guiada por esta alternativa de nuestra oferta de ‘Huellas’ y eligió la del Petróleo. Realmente al terminar los distintos miradores y lugares advertimos que estaba muy satisfecho con nuestra propuesta”, agregó Ulman.

“El primer turista extranjero en visitar la Huella del Petróleo es de nacionalidad sueca. Condujeron el recorrido los guías habilitados por la Secretaría de Turismo, Alejandra y Claudio. Fue un paseo que dejó emocionado a nuestra ilustre visita”, afirmaron desde el municipio.

 

Fotógrafo investigador.

Este diario pudo corroborar que Andy Billman, el visitante sueco en cuestión, es un artista fotógrafo nacido en Suecia hace 35 años, pero que se perfeccionó en Inglaterra. El año pasado, un trabajo suyo de investigación gráfica trascendió al mundo y que tiene que ver con una curiosidad derivada de una medida fiscal de fines de 1600, hoy irrisoria.

El joven advirtió con sorpresa que en Londres se repetían, en los edificios más antiguos, ventanas tapiadas y comenzó a fotografiarlas. Posteriormente inició una investigación que concluyó que se debía a que en 1696, el rey Guillermo III de Inglaterra instauró un increíble “impuesto de ventanas” que estipulaba que cuantas más aberturas vidriadas tenía un edificio, más tenía que pagar su propietario.

 

La reacción popular no se hizo esperar, y los propietarios de viviendas de todo el país respondieron tapiando sus ventanas existentes para evitar las altas tasas de impuestos. Esta medida, lamentablemente, afectó más a los pobres, en particular a los que vivían en bloques de viviendas dentro de casas grandes, ya que los propietarios evitaban el impuesto bloqueando las únicas fuentes de luz y aire de sus inquilinos.

Tal fue el descontento que hasta el célebre escritor Charles Dickens, desde su lugar en la Cámara de los Comunes, en 1850, se pronunció sobre el impuesto en muchas ocasiones, afirmando: “Los pobres que no pueden afrontar el gasto se ven escatimados en dos de las necesidades más urgentes de la vida”. Finalmente el gravamen fue derogado un año después, en 1851.

 

El trabajo de Billman consistió en fotos de más de 80 edificios en Londres para su proyecto que denominó “Daylight Robbery” (Robo a la luz del día). La muestra y el trabajo de investigación se presentó el 22 de junio en el espacio Bermondsey Project como parte del Festival de Arquitectura de Londres 2021 con tal suceso que lo catapultó como una revelación de la actividad gráfica investigativa.

 

El tema y la pandemia.

“El último año nos ha recordado la importancia de la luz natural y el aire fresco. Las ventanas bloqueadas, algunas de las cuales son restos de una época en la que se pusieron precio a la luz y al aire, tienen una resonancia particular en la vida durante el encierro”, explicó el autor.

 

“Durante este último tiempo, las ventanas han sido una fuente clave de bienestar, ofreciendo luz solar, aire fresco y un medio para interactuar con el mundo exterior. Más allá de reflexionar sobre estas formas y estructuras visuales creadas en el pasado, el trabajo inspira una mayor consideración por las fuentes de luz que creamos en nuestros espacios hoy”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: